Mitos y Verdades

De la Guerra del Pacífico

Todo evento que afecta en forma importante, relevante y trascendente al ser humano, como son las catástrofes naturales y las guerras, generan una cantidad importante de historias que con el transcurso de los años van adquiriendo características fabulosas o legendarias.

La Guerra del Pacífico no está al margen de esto y es especialmente prolífica en la creación de mitos.

¿Existió realmente la “Chupilca del Diablo”?
¿Es cierto que los ingleses ayudaron a Chile durante la guerra?
¿Fue el desembarco de Pisagua la primera operación anfibia de la historia?

Estas y otras grandes interrogantes que surgen a raíz de la Guerra del Pacífico son respondidas con la acuciosidad y seriedad que caracteriza al autor, destruyendo algunos, pero también ratificando otros en su real contexto y dimensión.

Para esta publicación, el autor recopiló e investigó los relatos o historias que están fuertemente arraigadas en nuestra cultura popular y que básicamente se han ido trasmitiendo de forma oral a través del tiempo. Pero todos éstos tienen algún sustento, comienzan con alguna verdad histórica que con el tiempo va adquiriendo proporciones míticas.

Lo primero que se presenta es la interrogante: ¿Estaba Chile preparado para la guerra?, ya que el mito sugiere que Chile preparó con años de antelación los planes para invadir el territorio boliviano.

Luego se presenta la supuesta rendición de los buques peruanos Independencia y Huáscar después de la participación de éstos en los combates navales de Punta Gruesa y Angamos.

En algunos círculos, sobre todo militares, se considera que el desembarco efectuad por las fuerzas chilenas en el puerto peruano de Pisagua es la primera operación anfibia de la era moderna. En este capítulo develamos la verdad sobre aquello.

La “Chupilca del Diablo” es uno de los grandes mitos que está fuertemente arraigado en la cultura popular chilena. ¿Qué le sucede al cuerpo humano cuando ingiere pólvora con aguardiente?, ¿será efectivo que esta mezcla produce un valor sin igual al soldado?

La toma del Morro de Arica es desde ya una historia con características legendarias, más aún cuando llega hasta nuestro días el relato de un alto oficial peruano que antes de ver rendida su bandera, la saca del asta donde flameaba y junto con ella y su caballo se lanza al vacío desde la cima hacia el mar y hacia la eternidad.

Oficiales y soldados que fueron tomados prisioneros en el campo de batalla, fueron enviados a Chile, principalmente a San Bernardo. A ellos se les ofrecía la posibilidad de liberación a cambio que se comprometerán, bajo palabra de honor, a no empuñar nuevamente las armas contra Chile. ¿Sería cierto?.

¿Destrucción, saqueo o botín de guerra? ¿Qué pasó realmente cuando las fuerzas chilenas entraron en Lima?

La historia que más controversia levanta es la supuesta ayuda inglesa a Chile. En este capítulo revisamos todas las aristas que podrían ser parte de la construcción de este mito, llegando, a través de los datos, a demostrar que es totalmente falso.